'

Diferencias entre las clases de jamón

Diferencias entre las clases de jamón

El jamón es uno de los productos más clásicos de la gastronomía española y uno de los más apreciados tanto dentro del territorio nacional como en el extranjero. Podríamos decir que junto con la sangría y la paella es el producto gastronómico español más conocido mundialmente. ¿Pero sabes cuáles son las diferencias entre las distintas clases de jamón?

El jamón puede ser  o ibérico o blanco. El primero, al considerarse un producto gourmet tiene un precio más alto y representa solamente el 10% de la producción de jamones de España mientras que el otro 90% corresponde al jamón blanco.

El jamón blanco proviene de cerdos blancos de las razas Large White, Duroc, Landrace o Pietrains, es decir, de razas consideradas no ibéricas, por lo que tanto su elaboración y propiedades alimenticias son algo diferentes lo que se  traduce en un menor precio.

Dentro del jamón blanco se distingue entre:

  • Jamón serrano: elaborado en la sierra (para beneficiarse de su clima frío y seco) con cerdos de capa blanca, criados de manera intensiva y alimentados con piensos, con un tiempo mínimo de curación de 7 meses.
  • Jamón curado: es el jamón simplemente curado, no elaborado en la sierra

La denominación, Jamón Serrano, está protegida como Especialidad Tradicional Garantizada por el Reglamento de la Unión Europea 2082/92 siendo las más conocidas el jamón las de Teruel y Trévelez.

En cuanto al jamón ibérico la nueva normativa aprobada el viernes 10 de enero de 2014 los diferencia según raza y alimentación:

Según la raza:

  • Jamón 100% Ibérico: elaborado a partir de cerdos de padres 100% ibéricos
  • % Ibérico: procedente de cruce entre cerdos ibéricos y de la raza Duroc

Según la alimentación:

  • Jamón Ibérico de Bellota: procedente de cerdos ibéricos criados en libertad en dehesas y alimentados de bellotas y pastos naturales
  • Jamón Ibérico de Cebo de Campo: cerdos ibéricos criados en libertad que no se han alimentado exclusivamente de bellotas y pastos naturales, si no que el engorde final se ha producido a base de piensos.
  • Jamón Ibérico de Cebo: proviene de cerdos ibéricos que no se han criado en libertad si no en granjas y con una alimentación basada en piensos.

La nueva normativa quiere simplificar las diferentes categorías para mejorar su publicidad y facilitar así la comprensión para los consumidores. Las principales novedades además de la eliminación de la categoría de jamón de recebo, es la obligación de declarar el porcentaje de raza ibérica del producto, y utilizar un código de colores para su mejor diferenciación:

  • Etiqueta Negra: jamón de bellota 100% ibérico.
  • Etiqueta  Roja: jamón de bellota ibérico (cerdos de raza parcialmente ibérica)
  • Etiqueta Verde: jamón de cebo de campo ibérico.
  • Etiqueta Blanca: jamón de cebo ibérico.

Tanto en las piezas de color rojo, verde o blanco deberá venir especificado el porcentaje de raza ibérica que contiene el producto, que tendrá que ser de al menos un 50%.

Esto hará que a partir de ahora podrá comprarse con garantía sin que necesariamente tenga poseer ninguna Denominación de Origen. Hasta ahora la forma más segura de adquirir un producto 100% ibérico era comprar un jamón que estuviera certificado por alguna de las Denominaciones de Origen, como la de Jamón de Jabugo.

Por tanto por alimentación, espacio y ejercicio físico, el jamón ideal sería un jamón de bellota 100% ibérico y es el que se identificaría con la famosa expresión la expresión «pata negra», como el fabuloso Jamón Delizius Deluxe de nuestra cesta.

Y si todavía quieres más información, aquí os dejamos un reportaje de Documentos TV:

Noticias relacionadas:

www.sociedad.elpais.com

www.abc.es/estilo/gastronomia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies